Donate

Padres, creadores de experiencias en el día a día

Padres, creadores de experiencias en el día a día

Padres, agentes del cambio

Muchas veces como padres tenemos la idea de que una intervención temprana es apropiada sí esta está completamente a cargo de ciertos profesionales, esta idea no es completamente cierta, la participación de padres y cuidadores cumple un rol de suma importancia en el desarrollo y progreso de los niños, está guiada siempre por profesionales con experiencia en este campo.  Debemos tener siempre presente que como padres podemos ser agentes del cambio en la vida de nuestros niños, bajo una intervención conductual naturalista del desarrollo mediada por padres y cuidadores. 

Intervención Conductual Naturalista del Desarrollo

El diagnóstico temprano del autismo, la importancia de la intervención temprana y el desarrollo de intervenciones específicas para niños pequeños han contribuido al surgimiento de intervenciones respaldadas empíricamente. Las más recientes, avanzadas y efectivas representan la fusión de las ciencias aplicadas del comportamiento (ABA) y la ciencia del desarrollo. Las Intervenciones Conductuales Naturalistas del Desarrollo (NDBI por sus siglas en inglés) se implementan en entornos naturales, involucran el control compartido entre el niño y el adulto, utiliza contingencias naturales y usan una variedad de estrategias conductuales para enseñar habilidades apropiadas de acuerdo a las necesidades de cada niño.

Para mayor información pueden visitar nuestro blog en el cual la explicamos con mayor profundidad:

( https://alcanzando.org/intervencion-conductual-naturalista-del-desarrollo-y-autismo/ )

Este tipo de intervención, en muchos casos, rompe los esquemas tradicionales ya que incluimos tanto la participación de padres y cuidadores, desarrollando el trabajo con los niños en un ambiente natural dentro de las actividades diarias de los niños.

¿Cómo debe verse un programa mediado por padres?

Lo primero para determinar el camino a seguir es realizar una evaluación integral, la cual más allá de brindarnos un diagnóstico de autismo o una presunción en función a la edad, debe otorgarnos información en relación a las habilidades y áreas de dificultad que puedan presentar los niños. En función a ello se puede preparar un programa individualizado desarrollado a la medida de cada niño, con objetivos específicos lo cual nos da una ruta de trabajo a la cual podamos hacer un seguimiento claro y cuantificable.

Los padres cumplen un rol determinante generando experiencias que puedan llevar a los niños a aprender alcanzando su máximo potencial.  La intención y las ganas de ayudar a sus niños se encuentran presentes pero se requiere del apoyo de profesionales especializados en el campo para realizar este trabajo en conjunto brindándoles orientación, capacitación y un seguimiento continuo del progreso de sus niños.

 A través del programa basado en la Intervención Conductual Naturalista del Desarrollo mediado por los padres se logra esa mayor intensidad en el trabajo diario con nuestros niños la cual se implementa durante sus actividades diarias. Cuando hablamos de intensidad en el programa, hacemos referencia a aprovechar al máximo el día de los niños y en cada una de esas interacciones que tienen, ya sea con los padres y/o cuidadores, estas se conviertan en grandes y variadas oportunidades funcionales que tiene el niño en su día a día para que pueda desarrollar las habilidades en las cuales se están observando algunos retrasos, estas deben ser relevantes desde el punto de vista del desarrollo y deben ser interesantes y/o motivadoras para el niño.

Para visualizar más claramente, algunos ejemplos de situaciones cotidianas que podríamos aprovechar para generar oportunidades de aprendizaje podrían ser: al leer un libro con su niño solicitarle señale los objetos o que los nombre, si le gusta la música aprovechar una canción que incluya nombrar las partes del cuerpo para enseñarle las partes de su cuerpo y que las pueda señalar. Cada una de estas actividades se implementará con una estrategía determinada y al nivel requerido de acuerdo a la edad y las necesidades de cada niño.

Existe una gran variedad de estrategias que pueden ser utilizadas en el trabajo con los niños. No todos los niños responden de manera similar a cada estrategía, cada niño es único y debemos como profesionales encontrar la estrategía más adecuada que nos lleve a que aprendan.  Al implementarlas estas comparten algo en común, la motivación, es decir lo que lleva al niño a querer realizar una actividad en un espacio natural.

Rol de padres y cuidadores

El rol de los padres y cuidadores cumple un papel determinante en el desarrollo de los niños, es con ellos con quienes en edad temprana, pasan la mayor parte de su vida, edad en la cual iniciar intervención es lo ideal, considerando los estudios indican mejores pronósticos a futuro mientras más temprano se inicia intervención. 

Es importante ayudar a su niño a adquirir nuevas habilidades, mientras participa en actividades tanto lúdicas como de la vida diaria en su entorno natural. 

La Intervención Conductual Naturalista del Desarrollo (NDBI por sus siglas en inglés) debe ser desarrollada en estos entornos de la vida diaria de los niños, generalizando el aprendizaje en distintos escenarios y con diversas personas, para ello como mencionamos  se pueden implementar una variedad de estrategias conductuales individualizadas para cada niño en función a sus necesidades, con la finalidad de ayudarlos a desarrollar habilidades y /o comportamientos que puedan presentar retrasos en relación a su edad.

No es un trabajo fácil pero los logros a futuro y ver cómo los niños van progresando día a día son el mayor impulso para los padres y profesionales que trabajamos en este campo del autismo. 

Si tienes alguna duda sobre el desarrollo de tu hijo puedes solicitar una cita en este enlace https://alcanzando.org/para-familias/

 

 

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.