Donate

Hermanos y Autismo: ¿Cómo abordo el tema de Autismo con sus hermanos? 

Como hablar del autismo de mi hijo con sus hermanos

Hermanos y Autismo: ¿Cómo abordo el tema de Autismo con sus hermanos? 

Un tema importante que abordar es cómo hablamos con nuestros hijos sobre el diagnóstico de autismo de su hermano.  Cuando tenemos en casa un niño diagnosticado dentro del espectro del autismo origina cambios en la dinámica familiar, en un inicio pueden resultar complejos, pero con el tiempo nos vamos amoldando, adaptando a ello convirtiéndose en parte de las rutinas y costumbres de casa. 

Es natural que los hermanos tengan muchas preguntas, inquietudes, sentimientos diversos al no comprender algunas diferencias que observan en la forma de reaccionar o comportarse de su hermano frente a otros niños/adultos, en su manera de comunicarse, en su juego, etc.  Surgen preguntas cómo: “¿por qué mi hermano no quiere jugar conmigo?,  ¿por qué no habla como yo?, ¿por qué no disfruta las fiestas infantiles?”, entre otras.

 ¿Cómo hablo con mi hijo sobre el diagnóstico de su hermano?

Dependiendo la edad la explicación puede ser más o menos compleja, asegúrate de utilizar el lenguaje apropiado de acuerdo a la edad de tus hijos. Es importante tengan claro que no es una enfermedad por lo cual no es algo contagioso; las personas con autismo nacen así.  Podrías mencionar que el autismo afecta cómo funciona el cerebro.  Puede observarse que algunos niños presentan dificultad al hablar, o responder cuando otra persona les habla, los juegos o bromas podrían no ser comprendidos.  En el caso de un niño  más pequeño, simplemente puede hablar de comportamientos específicos: “Pablo agita las manos porque nació con autismo. Cuando está emocionado o estresado, a veces agita las manos para calmarse.” 

En el caso de niños pequeños nos podemos apoyar de otros medios como materiales audiovisuales para que su comprensión sea más fácil y puedan visualizar el motivo de algunos comportamientos o formas de actuar.  Aquí compartimos algunos videos que podrían revisar:

 https://autism.sesamestreet.org/video/conoce-a-julia/

https://www.youtube.com/watch?v=kyijM-9PgpI&t=55s 

Sus hijos podrían tener muchas preguntas, es importante en estos casos hablarles con tranquilidad, naturalidad y darles la confianza de que puedan acudir a ellos en cualquier momento, ya sea por dudas que han surgido como para hablar sobre sus sentimientos al respecto. 

 Deben tener claro que todos somos diferentes con distintos gustos y preferencias, a pesar de ello pueden encontrar actividades de las cuales ambos o todos disfruten. En caso aún no encuentren esas actividades en común pueden acudir a los padres para en conjunto poder encontrarlas, de repente no le gustan las canciones, pero si le gusta jugar a las escondidas o a las cosquillas.

Los hermanos tienen un rol importante en el desarrollo de los niños con TEA, ya que a través de ellos, en un ambiente natural durante su día a día, van a poder poner en práctica muchas de las habilidades que van desarrollando en las sesiones de intervención que realicen.  Así como también es importante que los padres o terapeutas puedan darles pautas y herramientas para comprender ciertos comportamientos que presenta su hermano y pueda saber cómo manejar ciertas situaciones.

 ¿Cómo manejo sus emociones?

 Los hermanos con niños con TEA pueden sentirse en ocasiones tristes ya sea porque observan mayor interacción de sus padres con su hermano, frustración cuando intenta acercarse a su hermano y percibe cierto rechazo o no quiere seguir el juego que propone.  La comunicación cumple un rol importante, deben explicarles por ejemplo que algunas veces su hermano le toma un poco más de tiempo comprender y seguir algunas indicaciones.

Los padres deben pasar tiempo en familia y ayudar a generar el vínculo a través de una interacción y relación apropiada. También es importante dedicarle tiempo a cada uno de sus hijos por separado dándole a cada uno su espacio de “exclusividad”, direccionando actividades para cada niño, un día llevar a uno de mis hijos al parque y en otro momento llevo a mi otro hijo a comer un helado.

 Algunas aspectos positivos de tener un hermano con autismo:

  Comprender el verdadero sentido de la amistad y solidaridad.

  Aceptar y respetar las diferencias de cada persona.

  Valorar los logros de los demás y el esfuerzo que este implica para cada persona.

  No emitir juicios u opiniones sobre las personas sin tener más información.

  Desarrollar la paciencia y empatía.

 

Equipo de Alcanzando

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.