Donate

CONSEJOS PARA MEJORAR EL LENGUAJE RECEPTIVO EN LOS NIÑOS CON AUTISMO

mejorando el lenguaje receptivo

CONSEJOS PARA MEJORAR EL LENGUAJE RECEPTIVO EN LOS NIÑOS CON AUTISMO

La comunicación es muy importante en nuestras vidas, es la forma a través de la cual podemos transmitir nuestros pensamientos, necesidades, emociones, sentimientos e interactuar con otras personas. Es por ello que el verse afectada puede tener repercusiones importantes en las personas, en este caso nos enfocaremos en los niños.

Desde el nacimiento los niños son capaces de escuchar todos los sonidos, es a partir de los seis meses aproximadamente cuando empiezan a discriminarlos y el oído empieza a afinarse un poco más. Conforme van creciendo van demostrando la comprensión del lenguaje verbal y no verbal, así como también lo van desarrollando. Por ejemplo: cuando se le dice despídete, podría no decir aún la palabra chau de manera verbal, pero hace el gesto de despedirse con la mano, o negar con la cabeza cuando se le ofrece algo y no lo desea.

En el caso de niños diagnosticados dentro del espectro del autismo, una de las áreas de afectación es el lenguaje receptivo, está es un área importante trabajar en intervención temprana. A continuación les hablaremos un poco más a detalle sobre la misma, empezaremos explicándoles a que nos referimos cuando hablamos de lenguaje receptivo.

¿QUÉ ES EL LENGUAJE RECEPTIVO?

Debemos tomar en cuenta que la comunicación con otras personas es bidireccional, por un lado nos desenvolvemos como hablantes (cuando comunicamos algo a otra persona) y por otro lado como oyentes (cuando escuchamos lo que la otra persona comparte con nosotros). El lenguaje receptivo es la capacidad que desarrollamos de comprender inicialmente el significado de las palabras y luego poder comprender los mensajes que se nos transmiten durante la comunicación, a través de los cuales recibimos información.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL LENGUAJE RECEPTIVO?

A través de la interacción diaria, los niños van captando todo en su entorno y así aprendiendo el significado de las palabras, de los gestos, comprendiendo indicaciones y pueden seguir ciertas actividades, juegos tanto con sus pares y como con adultos. 

En el caso de niños diagnosticados dentro del espectro del autismo son áreas en las que trabajar de manera individualizada de acuerdo a las necesidades de cada uno. Algunos niños pueden presentar dificultades para comprender el significado de las palabras, frases, gestos, otros pueden comprender el significado sólo en un contexto determinado, o cuando lo dice una persona pero no cuando lo dice otra persona quien tiene una entonación distinta u otra forma de hablar. Otros niños pueden tener un vocabulario muy amplio pero se les dificulta comprender lo que los otros desean transmitir a través de determinadas frases, comentarios, gestos y expresiones. Recordemos que cada persona con autismo es única y pueden presentar distintas dificultades dentro del área de comunicación.

 Aquí nos detenemos unos minutos para hacer referencia a la importancia de la intervención temprana, ya que son los primeros años de vida cuando el cerebro se encuentra en proceso de maduración y desarrollo. De observar cierto retraso en el lenguaje de un niño, es importante el tomar acción de inmediato ya que es esta etapa la que se desea aprovechar al intervenir de manera temprana. A través de estratégias apropiadas se puede ayudar al niño a que desarrolle el lenguaje receptivo.  Tomemos en cuenta que en el desarrollo del lenguaje hay habilidades que se adquieren antes del desarrollo del lenguaje vocal.

SEÑALES QUE ME PUEDEN INDICAR DIFICULTADES EN EL LENGUAJE RECEPTIVO

  • Dificultad para seguir indicaciones o para responder y/o comprender algunas preguntas.
  •  Vocabulario limitado, lo cual puede generar frustración al no poder expresar o no llegar a comprender ciertas situaciones en su entorno.
  • Se le dificulta realizar igualaciones, no se observa imita algunas acciones o actividades.
  • Dificultad para comprender y transmitir el estado de ánimo de otra persona.
  • Falta del uso de gestos y/o expresiones no verbales en su comunicación.
  • Durante las interacciones sociales puede mostrar dificultades, como no llegar a reconocer ni seguir las normas sociales, no comprender las reglas de juegos que proponen otros niños.

 

ELEMENTOS QUE SE DEBEN TRABAJAR PARA MEJORAR EL LENGUAJE RECEPTIVO

Conforme los niños van creciendo van desarrollando el aprendizaje del lenguaje y hay algunas bases en las que trabajar para llegar al desarrollo apropiado en la comunicación, aquí detallamos algunas de ellas: 

  1. Atención y concentración, debe lograr realizar actividades sin distracciones y mantenerse en la actividad por el tiempo suficiente de acuerdo a su edad. 
  1. Los gestos, expresiones faciales, imitación, atención conjunta y contacto visual, son habilidades importantes a desarrollar como parte de la comunicación. Mediante la observación los niños van aprendiendo el uso convencional y el significado de determinados gestos y expresiones. Asimismo, es a través del desarrollo de la atención conjunta, cuando los niños aprenden de otra persona a través de la interacción y observación.   
  1. Habilidades sociales, están determinadas por la capacidad de participar en una interacción recíproca con otros individuos ya sea mediante la comunicación verbal o no verbal.  Ser capaz de reconocer y seguir las normas sociales.
  1. Habilidades de juego, realizar actividades de juego que le generen motivación y disfrute, el juego es muy importante para el desarrollo del lenguaje en los niños.

 

CONSEJOS PARA DESARROLLAR EL LENGUAJE RECEPTIVO

El lenguaje receptivo se va desarrollando a medida que los niños van creciendo, en el caso de niños con autismo que presentan dificultad en esta área hay muchas estrategias que podríamos utilizar durante el día a día, en un entorno natural, con lo cual los ayudamos a ir ganando esta habilidad. Es importante en ellos el enseñar la generalización, es decir asegurarnos que lo aprendido en un determinado entorno, con una persona determinada o en una situación específica lo pueda trasladar o replicar a otras situaciones, entornos o con diferentes personas. 

A continuación les compartimos algunas actividades que lo ayudará a desarrollar esta habilidad: 

–  Recordar siempre nombrar los objetos que vemos en conjunto, como puede ser al salir de paseo, o cuando estamos realizando una actividad.  Por ejemplo al caminar por el parque, nombrar lo que vamos observando, ese árbol de color verde es muy grande!, mira el perro que pequeño es, el perro grande de color marrón está jugando con la pelota, etc.  En casa si estamos lavándonos las manos, pueden decir en voz alta, primero debo abrir la grifería, me cae el agua en las manos, luego me echo jabón y así toda la secuencia.   

–  Dependiendo las habilidades y edad del niño, al dar indicaciones, inicialmente que estas sean sencillas utilizando una palabra como: ven, dame , toma, etc. Si el niño es mayor y su desarrollo está a otro nivel, puede darle instrucciones indicaciones con más componentes, ponte tus zapatos, vamos a guardar juntos los juguetes, entre otras. 

–  Leer un cuento y mostrarles las imágenes describiéndolas, de esta manera estaremos trabajando el que interactuén con nosotros, como por ejemplo: mira el perro es de color blanco y en ese momento señalaremos la imagen correspondiente, también le realizaremos pregúntas y así le daremos la oportunidad de que él señale o responda de manera verbal, como por ejemplo: ¿dónde está la jirafa?. En esta actividad se trabajará también el contacto visual y el que se mantenga en una actividad por el tiempo esperado de acuerdo a su edad.   

–  Realizar juegos en los cuales los niños deben seguir indicaciones simples, como Simón dice que vayas a darle un abrazo a papá, o  Simón dice que traigas un par de zapatillas. 

–  Si le gusta la música, puedes aprovechar canciones en las que pueda seguir indicaciones como señalar las partes del cuerpo o imitar a la persona que canta.

–  Una ayuda visual puede ayudar a los niños a comprender mejor las actividades o indicaciones.

Como mencionamos anteriormente, es importante trabajar en la generalización y flexibilidad durante la enseñanza de lenguaje receptivo, estas actividades deben ser realizadas en distintos entornos y con distintas personas.

Como se observa, a través de  diversas actividades que pueden ser realizadas por los padres y/o cuidadores, durante los momentos que comparten con sus niños, se les puede ayudar a desarrollar esas habilidades en las que requieren trabajar.  

Ciertamente, es importante la guía de profesionales especializados en el campo quienes los ayudarán a determinar las actividades y estrategías apropiadas en función a las necesidades de cada niño, así como realizar las observaciones correspondientes al progreso del niños con la finalidad de ir modificando el programa de acuerdo a sus necesidades.

 Las ideas de actividades que compartimos con ustedes a través del presente artículo son sólo algunas pautas, es importante individualizar las estrategias y actividades en función a las necesidades de cada niño, es por ello que una evaluación previa es necesaria para lograr esa individualización.  

 

Sandra Granados

Directora – Alcanzando Inc.

 

Referencias para el artículo:

 https://www.nidcd.nih.gov/es/espanol/problemas-de-comunicacion-en-los-ninos-con-trastornos-del-espectro-autista

 https://www.familiaysalud.es/podemos-prevenir/eventos-del-desarrollo/deteccion-precoz/senales-de-alerta-en-el-desarrollo-del

 

 

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.